1. Qué son

La profesión de psicólogo/a, en la mayoría de países desarrollados, hace años está consolidada, porque ha demostrado su valía para mejorar la vida de las personas. Uno de los componentes que ha resultado determinante para que la psicología como profesión haya demostrado su capacidad para modificar la vida de las personas, son sus procedimientos y técnicas de intervención.

El propósito de las intervenciones y tratamientos psicológicos es producir un cambio conductual.

El tratamiento psicológico busca eliminar el sufrimiento de la persona que acude a terapia y enseñarle habilidades adecuadas para hacer frente a los diversos problemas de la vida cotidiana.

Un tratamiento psicológico implica escuchar lo que el paciente tiene que decir y buscar qué aspectos personales, sociales y familiares desencadenan y mantienen el problema; conlleva, además, la utilización de técnicas psicológicas específicas con las que construir soluciones.

El objetivo final de la terapia es facilitar una conducta eficaz y producir consecuencias positivas. Los estados positivos de la mente pueden conducir no solamente a una vida más plena, sino también a una existencia más saludable.

  1. Cuáles son

En la actualidad los psicólogos/as cuentan con una amplia gama de estrategias psicológicas para afrontar muchos de los problemas que pueden preocupar al ser humano

Los principales tratamientos psicológicos más utilizados en la actualidad son: La terapia cognitiva-conductual (basada en el modo de aprender nuevas formas de pensar, actuar y sentir), las psicoterapias psicoanalíticas (ponen el foco en los procesos inconscientes, los pensamientos y emociones), las terapias de corte humanistas (ponen el foco en el sufrimiento humano pero profundizando en el crecimiento y autoconocimiento personal) y las terapias sistémicas (entienden el problema dentro de un contexto y se focalizan en comprender y cambiar las dinámicas de las relaciones dentro del sistema familiar, laboral, etc.)

  1. Cuál es su eficacia.

Los tratamientos psicológicos, al igual que los fármacos, deben pasar pruebas y controles científicos, para saber si es más eficaz que no hacer nada o que utilizar otro tratamiento que en principio es menos o nada eficaz.

Hay terapias psicológicas de probada eficacia para prácticamente todos los trastornos psicológicas.

El tratamiento psicológico más investigado es el cognitivo-conductual que es una forma de entender cómo piensa uno de sí mismo, de otras personas y del mundo que le rodea, y cómo lo que hace le afecta a sus pensamientos y sentimientos. Es una terapia que se centra en los problemas y dificultades del aquí y ahora, busca maneras de mejorar el actual estado de ánimo.

La terapia cognitiva-conductual, además de reducir los síntomas y mantener los cambios a largo plazo, tiene una elevada tasa de recuperación.

Tener un buen estado de salud física o mental no solo debe consistir en carecer de enfermedades o trastornos, sino en poseer una serie de herramientas y capacidades que nos permitan resistir a las adversidades de la vida.

El bienestar psíquico  no solo está asociado a una mayor satisfacción psicológica sino que tiene importantes implicaciones en la salud física. La psicología te ayuda a entender las emociones, incrementa las fortalezas y virtudes.